miércoles, 17 de agosto de 2011

Otros poemas (32)

Flor silvestre. Castellazo, 2011

Instantes inconexos XVI
(Versos de amor y ternura)

Me fijé, iba en el metro.
Era la mujer más bonita
que vi esta primavera.

Si no me dices nada
puedo escribir música;
pero, sin letra.

Me viene regusto a mar
y olor a sal, de tu piel
verde aceituna.

La luna y yo somos amigos.
Anoche, sin ir más lejos,
salimos a pasear.

Converso con ella,
le encomiendo a mi gente
y, sin más, los cuida.

6 comentarios:

Yelen dijo...

la luna y yo somos amigas,por supuesto, ella es la que mas amo...

es la primera vez que veo que sube en este tiempo una foto de color!
lila, azul, verde...cuanta vida puede darnos las florecer
nos demuestra que despues del duro invierno que pasan florecen con tanta luz y fuerza

amigo les dejo un abrazo enorme!

Omar(enletrasarte) dijo...

un frasear directo y pleno de convicción...
saludos para vos

Ambrosía ignota dijo...

Buenas letras, además me llevo buenos versos, buen alimento para mi alma, gracias por compartirlos.

Anónimo dijo...

ERES UN TRAPECISTA DE LA PALABRA

Diana Profilio dijo...

Bello y tierno poema. Más de tu dulzura, Antonio... Un beso grande!!!

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Un poema dulce, cálido y encantador. Muy bello y original. ¡Felicitaciones! Un saludo cordial.