miércoles, 20 de abril de 2011

Aún sin título (76)

Bodegón con manzana. El Masnou, 2011

Acto rendido

Es un hecho sencillo,
morir es un acto rendido,
fácil, ahora estás,
después, por nada,
dejas el mundo sin saber como.
Tenía depositada mi confianza
en los compromisos nacidos
de las pequeñas culpas
y las ingobernables debilidades
de la naturaleza humana.
Pensé que era inmortal;
estaba, sabía, tenía raíces
para no abandonar este mundo,
pero me equivoqué.
No sirvieron los compromisos,
ni las debilidades conocidas,
mías y de otros,
para anclar el tiempo
y perdurar eternamente.
Simplemente, estaba equivocado:
Morir es un acto rendido,
es un hecho sencillo.

5 comentarios:

GLORIA REYNA dijo...

El sol nos guía, el cielo nos cubre y la tierra nos aguarda.

Ambrosía ignota dijo...

es más el camino y los pensamientos que se van formando a la muerte, qué lo que uno piensa en ese instante de muerte. supongo..

En todo caso, excelente creaciones en este camino, y si es que hay objetivos, este se cumplió. muy buen escrito.

un placer y hasta la próxima.

kaerog dijo...

Lo complicado es vivir sí

Teresa dijo...

Tan sencillo como el nacer, vivir.. todos sabemos que habrá un final... lo bueno es que no sabemos cuando...

Saludos

OZNA-OZNA dijo...

bellisimas y profundas letras nos regala tu alma insigne de poeta, esta asturiana te da infinitas gracias por anegar nuestra alma de su sublime esencia y te manda un besin muy muy grande.