domingo, 12 de diciembre de 2010

Aún sin título (52)

Bodegón en la pared, El Masnou, Barcelona 2010

Reset

Mi mente está despejada;
puedo sentir el control absoluto
del último de los músculos del cuerpo.
El mundo a mi alrededor
ha retornado a su exacta dimensión
y otra vez puedo percibirlo a mi manera:
un paso distante, desde la orilla,
con la serenidad encontrada.
Sin prisas ni decisiones sin meditar.
Es como si alguien me hubiese apagado
para luego volver a encenderme.
El reset a sido completo. Me reinicio.
Introduzco la palabra de paso
y todo vuelve a la normalidad.

5 comentarios:

MOISÉS POETA dijo...

ME GUSTÓ SU ESCRITURA,LA POESIA, LA BUENA CALIDAD.

TE SEGUIRÉ.

ABRAZOS !

Ayelen Evangelina Ponce Cativa dijo...

la paz, la serenidad, ese momento exacto para poder nacer,crear, vovler a existir o dejar de existir,son esos momentos extraños que se puede reahacer de vuelta todo,volver al principio del final...
un abrazo y un placer leerte

ANTONIO MARSET dijo...

Gracias, nada más-

efemer dijo...

Nice architecture picture playing with shadows.

CAS dijo...

Qué sensación placentera, sin duda!