domingo, 18 de noviembre de 2012

Pasé por La Central (29)



 Mirando "El Jaleo" de Menorca, 2012


Maldita sea 


Y a mí, ¿quién me entiende? 
si estoy hecho de contradicciones. 
Ahora que la realidad me atropella, 
que agotadora es la libertad individual 
que me obliga a tomar decisiones constantemente. 
Una, otra, y otras más. ¡Qué cansancio! 
¡Maldita libertad! ¡Maldita sea!
¡Pero viva por siempre más!

3 comentarios:

Ambrosía ignota dijo...

Se le entiende perfecto, es mas, la trasparencia es evidente y su estilo es singular, se le reconoce a kilometros.

Un abrazo.

ohma dijo...

La libertad agota o pesa pero que no nos la quiten!
Saludos.

Kayla dijo...

Así es... La queremos aunque nos complique la vida...

Un besolibre ( o dos).