jueves, 22 de septiembre de 2011

Otros poemas (38)

Cactus. Lanzarote, 2011

En cuarto menguante

Veintiuno de septiembre y me da en pensar.
No creas amigo lector que es raro,
no siempre tienes esa capacidad. Y pienso.
Que rara es la vida. Me lo parece.
Será que la luna está en cuarto menguante.
Se produce sin pedir permiso. Así lo pienso.
Hoy estás arriba, en el centro del mundo,
mañana no cuentas, eres transparente.
No eres un dios, ni un demonio,
no puedes detener el futuro,
avanza a toda velocidad. No pide permiso.
Llega y te arrolla. No siempre, muchas veces.
Será que la luna está en cuarto menguante.
Me da en pensar y es veintiuno de septiembre.

4 comentarios:

CAS dijo...

Una reflexión melancólica, llena de poesía tuya, que logra conmover siempre.

un abrazo

Yelen dijo...

La vida tiene ese misterio que nos cautiva por más que algunos no lo vean de esa manera...
pero es lo que nos motiva a querer seguir buscando...y ponernos reflexionar por más que este de melancolia tiene mucho amor.

Un fuerte abrazo amigo!!!!

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Hay melancolía y nostalgias en este bello poema. Me gustó mucho. Saludos.

J.Maseda dijo...

La tierra gira (arriba) en la sucesión de las jornadas y francamente, me entusiasma, me hipnotiza cada texto
donde respira el tiempo, esta sensación de impotencia hacia él, su melancólica nocturnidad, con su vaivén de árboles, me entusiasma y me hipnotiza, querido amigo. Has plasmado muy bien la rutina premeditada y la carrera desenfrenada que posee el tiempo y se agradece, eres todo un ejemplo en ésto de la escritura, te admiro.
Un fuerte abrazo!!


jorgemaseda.blogspot.com