lunes, 1 de agosto de 2011

Otros poemas (26)

Cactus. Teià, 2011.


Testamento

Mientras te abrazo,
respiro tu olor,
enredo tu pelo entre mis dedos
y navego por el fondo de tus ojos,
pongo a tu nombre, ante nosotros,
todas las olas del mar. Que van.
Y vienen. Marino. Y blanco.

8 comentarios:

Ambrosía ignota dijo...

Es lo mejor que podemos dejar: El cariño y por supuesto, sus mejores versos.

un abrazo Marset

Omar(enletrasarte) dijo...

tu testamento le asegura el vaivén de los recuerdos, ese ir y venir de olas plenas de espuma y sal...
está bueno, si no la entristece más cada día...
me gustó un montón, un abrazo amigo

gaia56 dijo...

Precioso poema, limpio, trasparente, que me deja prendida de él.
Un beso.

Alma Mateos Taborda dijo...

Bellísimo y magistral testamente. Me encantó. Un abrazo.

Brenda Ladurie Castillo dijo...

La donación de dejar una parte de sí en un ser querido
Fascinante

¡Buenas letras!

Yelen dijo...

siempre me persigue ese perfume...me llena de paz...esa paz que a veces extraño...

amigo,uno siempre tiene que tener esperanza y mucha fe en lo que empeña y yo empeño mi alma al arte

"Solo el amor y el arte hacen tolerable la existencia"

esa frase hace que siga de pie

Maribelflores dijo...

Además de esas excelentes fotografías, escribes bien. Enhorabuena.
Son muy románticos esos versos.

Gloria Reyna dijo...

Ya se huele a mar en tus poemas.... ya queda menos.
Besos