martes, 5 de julio de 2011

Otros poemas (16)

Bodegón con flor de almendro. Castellazo, 2011.


Orden y silencio

Todos las objetos
tienen un silencio, un orden,
el que le damos según su posición
dentro de nuestra norma.

Por eso cuando una silla
está separada de la mesa
parece que nos habla, narra
su distancia y nuestra ausencia.

6 comentarios:

Tuky dijo...

Si una silla se cae ¿entonces es que se desmaya de tanta espera?
Un abrazo

Carmen Troncoso dijo...

Me gusto mucho un abrazo desde Chile,

Carmen Troncoso dijo...

Me gusto mucho un abrazo desde Chile,

Omar(masletrasarte) dijo...

por estas tierras, cuando la silla está cerca de la mesa y vacía, hay una ausencia forzosa hecha a manos de la dictadura.
Un abrazo, y también nos cuenta

don vito andolina dijo...

Hola Antonio, un placer regresar a tu casa, a tus hermosas letras, ligero de equipaje, quedo a tu disposición, buen día, gracias, besos rebeldes...

J.Maseda dijo...

las palabras que se retratan
junto a los objetos también
poseen un reverso poético y
ausente, de todas formas...
un texto excelente, exquisito,
único. Es un honor, venir a
aprender

Un abrazo
jorgemaseda.blogspot.com