lunes, 11 de julio de 2011

Otros poemas (19)

Bar traslúcido. Granollers, 2011.


Instantes inconexos XIII
(Ahíto y más)

Sólo cuando dejó de hablar
estuve de acuerdo
con su forma de opinar.

La vida pasa muy rápido. Tan rápido
que la mayor parte del tiempo
no tenemos un momento para el recuerdo.

Releo un poema olvidado muy breve.
Es una lista de cosas de primera necesidad
y al final tiene una rima. Que delicia.

5 comentarios:

Gloria Reyna dijo...

Un poema siempre es de primera necesidad.
Brisos

Airin dijo...

Tienes un blog francamente interesante. Te sigo :)

J.Maseda dijo...

Llevas tatuado en la mano los síntomas de la poesía verdadera,
siempre dispuesto a encajar
la razón en los momentos breves,
(de la vida) lo que es delicia
es leerte.

(la primera estrofa
es maravillosa,
sin menospreciar el
resto)

Un agrazo
jorgemaseda.blogspot.com

Omar(enletrasarte) dijo...

la rima siempre está en las sinceras palabras...
tu lo sabes, un abrazo

Ambrosía ignota dijo...

El silencio es una bella forma de entender hasta un suspiro.

bonito poema