lunes, 28 de marzo de 2011

Aún sin título (68)

Mirada con luz. Roma, 2010

Sin razón

Su razón puede estar dañada,
la objetividad huida,
pero los locos tienen, como tú,
una vida afectiva muy intensa,
una existencia en cada sol
y una ausencia en cada luna.

3 comentarios:

Teresa dijo...

una existencia en cada sol
y una ausencia en cada luna.

Cuanto tiempo Marset, habia perdido tu blog... por fin lo recuperado...

veo que tus poemas estan mas vivos que nunca.

Saludos.

Bardo dijo...

Cuando se pierde el miedo a lo divisorio que conforma el molde,el poeta dialoga con la belleza, la locura es un camino o senda ya conocida.

Estoy impresionado con tu obra.

Carmen Troncoso dijo...

Toda la razon!