jueves, 22 de abril de 2010

Entreparéntesis (85)

Alella, Barcelona 2009

Instantes inconexos II

Acostados boca arriba,
ella mira a la derecha
y él a la izquierda.

En la cama vacía
se perpetúa el olor
que nos dejamos.

Cuando te desnudas
mi cuerpo se estremece
y no es de frío.

Estás donde debes estar,
vestida de blanco,
en mitad del paisaje.

4 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Estas "inconexiones" (palabro) cada vez me gustan más.

Piluca dijo...

BUFF...escalofrios!!! me gusta leer estos poemas porque me acercan a ti. Cada dia es más placentero conocerte un poquito más.

Anónimo dijo...

Qizas pueda estar siempre pegada a tu solapa, y escuchar muy bajito tus pensamientos. Un abrazo

CAS dijo...

La poesía sabe vestir de todos los colores, especialmente de blanco.