lunes, 14 de diciembre de 2009

Entreparéntesis (39)



TNC, Barcelona 2008

Confortable rutina

Todo se oscurece,
como si la noche
me estuviera entrando
por los poros, posándose
sobre mí con un peso enorme,
y al mismo tiempo la cabeza
parece crecer, empieza
a llenarse de aire,
como si estuviera
a punto de separarse
del cuerpo y alejarse flotando.

Todo en mí está alerta
para soportar, como Atlas, 
todo el peso del mundo,
y al momento estoy flotando
ajeno a lo que me rodea
y me es propio, para mas tarde,
cuando todo se posa
sobre las superficies
de mi esencia dejando
destellos y sombras, despertar,
para volver a la confortable y mezquina rutina.

-Es una pena- me amonesta.
 

No hay comentarios: