viernes, 25 de abril de 2008

Entreparéntesis (23)


La Campana, Barcelona, 2008

Aquel horizonte
 
Siempre estoy empezando.
En todo.
Y empezando,
pasa aquel horizonte
para encontrar otro
horizonte, que cuando nos acercamos
se aleja, para empezar
de nuevo.
En todo.
Para estar vivo.

5 comentarios:

La DobleM del motor. dijo...

que buena pinta debe de tener ese bar ,jeje te invito a visitar mi blog y a devolverme el comentario,gracias y suerte con tu blog.

Nenos dijo...

See Please Here

Javier dijo...

y si el horizonte es lejanísimo?

en todo caso, gran forma de encontrar la distancia más lejana.

un abrazo desde Madrid.

AnaCess dijo...

Me gusta.
El final llega cuando todo se acaba, cuando ya no importa todo o que todo se acabe.
Saludos y muchos, muchos inicios.

Ma Rosa dijo...

Antonio:

Grato ha sido encontrar tu Cuaderno Breve. Y mas grato encontrar otro cazador de horizontes (o de inicios) como yo.

Desde Uruguay, un saludo fraterno